Buscar

El boom de la industria naranja y su vínculo con la vivienda



La economía creativa o industria naranja, como también se le conoce, es una de las de mayor potencial en América Latina. Hay muchos jóvenes y profesionales en la región en áreas como las artes visuales, artes escénicas, moda, cine, editorial, diseño, juegos, juguetes, publicidad, música, artesanías, radio, televisión, videojuegos y arquitectura.

El potencial que tiene la industria naranja en Latinoamérica es porque depende del conocimiento y las capacidades de las personas que la hacen posible, y hablando de desarrollo de vivienda, muchos jóvenes arquitectos y diseñadores están involucrados en este mercado.

Desafortunadamente, 70% de los emprendimientos creativos fracasan por una mala planeación financiera, de acuerdo con “Emprender un Futuro Naranja”, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El estudio del BID arroja que si bien 9 de cada 10 personas que emprenden en la economía naranja son profesionales con título universitario, la mayoría aprende a hacer negocios en el camino, y esto se debe a que no tenemos en la región un ecosistema emprendedor sólido, en el que estén vinculados diferentes actores, que potencie las ideas de los profesionales.

“Emprender un Futuro Naranja muestra que el 65.2% de los emprendedores creativos no tienen derechos de propiedad intelectual o registro de derechos de autor. Entre las razones para no tenerlos registrados, el 17.4% declaró que el proceso era demasiado costoso y el resto admitió que no sabía cómo hacer el proceso”, menciona el BID.

Un dato interesante que resalta este organismo iberoamericano es que mientras en los emprendimientos comunes el 75% de ellos son los hombres los que los lideran y 25% las mujeres, en los que tienen lugar en la industria naranja el 62% están encabezados por hombres y casi 40% por mujeres; es decir, en los emprendimientos creativos las mujeres juegan un papel muy relevante.

En la propiedad intelectual es donde esta industria basa su riqueza y no, a diferencia de otros sectores, en sus bienes o servicios tangibles. Por eso la vivienda actual es más que torres con lujosos espacios; es diseño, creatividad, soluciones e innovación. Hoy la creatividad en bienes raíces también la podemos apreciar en nuevas tendencias como el coliving o el coworking, y estoy seguro que en el futuro la veremos presente en muchas otras tendencias más que vendrán aparejadas de aspectos novedosos.

Seguro escucharemos más de la economía naranja latinoamericana en los siguientes años,  y es claro que en el sector bienes raíces tiene un gran potencial para desarrollarse, crecer y consolidarse. Habrá que aprovechar ese talento de la región.

0 vistas0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon