Buscar
  • Víctor Rosales

La importancia de ser un CEO feliz (y contagiarlo)


Hace menos de 10 años, en los países nórdicos, estudiosos de la conducta humana detectaron que la felicidad era un factor determinante en el aumento de la productividad de las empresas; ahora, la felicidad en las organizaciones se ha vuelto tendencia global y está comenzando a permear a las corporaciones de la región latinoamericana.

La tarea de los especialistas consistió, y se sigue haciendo, en sensibilizar a las áreas de dirección de las empresas para procurar que sus colaboradores sean felices, ofreciéndoles incentivos innovadores, reconocimientos y condiciones favorables de trabajo.

Analistas, consultores y expertos del mundo empresarial, detectaron, además, que los tomadores de decisiones, los Chiefs de una empresa (CEOs, CFOs, COOs, etc.), también deberían buscar su felicidad para “contagiarla” a sus colaboradores.

Pero todo esto tiene una base científica. Un estudio interesante de la Universidad Estatal de California, señala que existe una cuarteta específica de neuroquímicos de la felicidad, la cual, cuando se estimula con diversas acciones, lleva al ser humano a realizar cosas asombrosas.

El llamado, “cuarteto de la felicidad” lo integran la endorfina, la serotonina, la dopamina y la oxitocina; cuando hay un balance de todos ellos (porque no todos se secretan al mismo tiempo), mujeres y hombres alcanzan niveles superiores de concentración, energía, afinidad,comunicación, mejora de la memoria y asertividad en la toma de decisiones, entre muchos otros factores que se traducen, al final del día, en productividad.

Diversos son los estudios que han demostrado que la felicidad en las compañías es un factor determinante en su productividad; las investigaciones más cercanas son las españolas, que nos dicen que la productividad aumenta entre el 70 y el 90% en empresas con empleados y jefes felices, comparándolas con aquellas que tienen bajos índices de felicidad en su plantilla.

Otras ventajas de tener colaboradores felices son la disminución en accidentes de trabajo, una baja considerable en la comisión de errores, disminución del número de paros o huelgas laborales, disminución de mermas en inventarios, disminución de la cantidad de permisos o incapacidades por enfermedad etc.

Hace poco la revista Forbes México publicó un interesante artículo con la colaboración de Rauda Consultores sobre la felicidad y la productividad, ahí retoma la definición de felicidad, plasmada en el Diccionario de la Real Academiade la Lengua, la cual define como, “un estado de grata satisfacción espiritual y física”.

Dice el texto de la prestigiosa revista, que ésta se lograría alcanzando el bienestar de los empleados (yo agregaría que de los jefes también) mediante un equilibrio en factorescomo: el ambiente laboral, flexibilidad horaria, salarios, desarrollo de habilidades, realización personal, liderazgo, formación, reconocimiento, beneficios sociales, estabilidad laboral, oficinas etc.

Por su parte, María del Carmen Bernal González, profesora del área de Dirección de Personal del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE Business School) y exdirectora del Centro de Investigación para la Mujer en la Alta Dirección, nos dice en un artículo publicado por el IPADE, que varias organizaciones a nivel global han creado una nueva figura en sus empresas: director de felicidad.

Su objetivo, explica Bernal González, es generar una cultura de optimismo y un ambiente de gran colaboración entre el personal de la organización; sin embargo, reflexiona, esta tarea no debe recaer en una sola persona, debe ser un estado continuo dentro de la organización.

La felicidad en las empresas, abunda Bernal González, “posee una lectura humanista que vislumbra al ser humano, a la persona pero de una manera integral, pretende una comprensión del colaborador pero desde una perspectiva alineada a la naturaleza humana y la familia, es triste ver que en la actualidad no existe un balance vida-trabajo”.

La profesora del IPADE pone como ejemplo positivo a dos empresas globales y una de ellas es mexicana: Google y Cinépolis, que han implementado prácticas como comida gourmet gratuita, línea directa para probar nuevos productos de la marca, horarios flexibles, gimnasio por convenio, petfriendly, fiestas para la familia como parte de las festividades anuales, etc.

Como siempre digo yo, la felicidad es el condimento de éxito de una empresa en el largo plazo, un estado permanente rumbo a un propósito de vida que nos enlaza y genera comunidad.

19 vistas0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon