Buscar
  • Víctor Rosales

Las organizaciones ambidiestras son las que sobrevivirán al futuro




Me preguntaba recientemente cuáles son las características de las ‘súper empresas’ que tienen la capacidad de enfrentar el presente con éxito y, por tanto, construyen un futuro que promete ser exitoso.

La pregunta no está aislada del actual contexto, por demás lleno de retos (también oportunidades). Y es que no solo los emprendedores nos enfrentamos a una dinámica económica que se observa compleja en México y el mundo, también las empresas ya consagradas realizan todos los días diagnósticos con los que intentan tener más claridad para sus proyectos.

Pregunten a cualquier amigo que juegue en firmas de grandes ligas y verán que no me equivoco. Claro, ante un escenario de alta incertidumbre tenemos dos opciones claras: o somos parte de los que esperamos que venga la ola sea ésta buena o mala, o actuamos para, no importando el tamaño de la cresta de ésta, sacar el barco adelante.

En la reflexión sobré qué hace a una súper empresa me vino a la mente un texto del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), que lleva por nombre “Organizaciones Ambidiestras”, que señala lo difícil que es para las empresas hoy en día sobrevivir a la vorágine tecnológica, a la agitación política y a la incertidumbre económica.

En este texto el MIT menciona que el problema para las compañías está en su capacidad de adaptarse o no a la realidad actual para poder sobrevivir, es decir, de tener la capacidad o no de moverse velozmente hacia nuevas oportunidades, de ajustarse a los mercados volátiles y de evitar la complacencia.

“Para que una compañía tenga éxito en el largo plazo -se comenta en el texto-, necesita dominar tanto la adaptabilidad como la alineación (la coordinación para modernizar aquello que puede generar valor en el futuro), atributos a los que algunos autores llaman “ambidiestralidad”.

En pocas palabras, se trata de adaptarnos a este entorno complejo con inteligencia, pero al mismo tiempo coordinar acciones pensando en nuevas estrategias que den sostenibilidad a las empresas más adelante. Se dice fácil, pero no lo es del todo. Si nos concentramos más en la adaptabilidad podemos perder tiempo ante los cambios abruptos de nuestras industrias. Si nos concentramos en lo que puede venir en el futuro y trabajamos en ello, el contexto actual puede terminar acabando con todas nuestras aspiraciones y hasta los recursos se pueden esfumar de nuestras manos.

La fórmula de la ambidiestralidad diría yo, es un arte. Tiene como marco de referencia empresas flexibles (cómo adaptarse en una firma tradicional rígida). “En una empresa ambidiestra los empleados pueden utilizar su propio juicio acerca de cómo dividir su tiempo”, menciona el paper del MIT.

Para construir una empresa ambidiestra 5 son los caminos a seguir:

• Haz un diagnóstico de tu contexto organizacional. • Enfócate en pocos medios para influir y empléalos de manera consistente.• Procura el entendimiento en todos los niveles de la empresa.• Verifica que la ambidiestralidad es complementaria y equilibrada.• Visualiza las iniciativas de ambidiestralidad como conducentes al liderazgo, no conducidas por el liderazgo.

Trabajar en el presente construyendo el futuro, esa es la conclusión de lo que caracteriza a las súper empresas. No es una idea genérica de algunos cuantos de la organización, se trabaja en papel, en un plan y se comunica a todos. Recuerda, en el equilibrio está el éxito. Conviértete en una empresa ambidiestra, en una súper empresa.

8 vistas0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon