Buscar

Lo siento: el mejor momento para emprender no existe



El momento para emprender e iniciar tu propia fuente de ingresos es ahora



Sí, la mayoría de los que hemos emprendido o buscamos poner en marcha un negocio tenemos una frase muy común: “estoy esperando el mejor momento para emprender”. Pero ¿en realidad existe ese mejor momento?

Mi experiencia en los negocios me ha enseñado que el mejor momento para emprender es ahora. No existe mejor momento que el día de hoy. Dicen por ahí, y dicen bien: “demasiado análisis genera parálisis”. No es necesario esperar a tener todo lo necesario para emprender; de hecho, si esperas a tener “todo” lo necesario para emprender es probable que nunca hagas nada. Inclusive entre menos cosas tengas y más rápido empieces siempre será mejor.

Ojo, no quiero decir con esto que no es importante planear, presupuestar o tomar en cuenta las situaciones que te pueden afectar, el mensaje que quiero transmitir es que es de mayor valor iniciar ahora e ir resolviendo en el futuro cualquier adversidad que se pueda presentar, en lugar de tratar resolver situaciones para después emprender.

En mi caso, cuando decidí iniciar mi primer negocio me encontré con adversidades, pero afortunadamente o desafortunadamente tenemos que esperar hasta que algo sucede para salir de nuestra zona de confort. En lo personal siempre fui un chico rebelde, y aunque gracias a Dios siempre he vivido bien y provengo de una familia normal y tradicional de clase media, tuve desafíos al echar a andar mis primeros negocios. Recuerdo que en ese momento mi única fuente de capital eran mis padres, quienes no contaban con una partida o recurso económico para que yo probara el emprendimiento.

A los 15-16 años y después a los 19-20, cuando realice mi primer negocio, corrí con mucha suerte al “financiarme” a través de prevender lo que en ese momento estaba impulsando. Posiblemente lo sepas, pero en ese tiempo a los emprendedores se les veía como “freelance” o autoempleados, cuando son cosas totalmente diferentes. Incluso mi madre en una ocasión me dijo que dejara de estar jugando y mejor me pusiera a buscar un trabajo.

Obviamente, como buen hijo rebelde nunca le hice caso. Lo que quiero transmitir es que muchas veces no vas a tener todo lo necesario para iniciar. Pero tienes algo que nadie más tiene: ¡a ti mismo!, tu talento, tu pasión. Con eso basta y sobra para iniciar. Incluso muchas veces sucederá que familiares o gente cercana te diga que no inicies tus nuevos proyectos, no de mala fe, sino porque ellos “consideran” que no es un buen momento para hacerlo. Lo que yo te recomiendo es que te escuches a ti, y que te lances a emprender. Todo es posible tanto como queremos. El único límite es nuestra propia mente.

Va de nuevo para cerrar: te recomiendo que olvides tanto análisis. Es muy valioso lo que pudiste invertir en tiempo, en tomar todas las precauciones como para no haber iniciado ya. Pero el mejor plan de negocios es la experiencia. Hay muchas cosas, situaciones, que ni el mejor plan de negocios puede prever. Ser el mejor se logra con la práctica, y eso solo te lo dan las horas de vuelo.

Si bien es cierto que los planes de negocios son importantes, es igual de importante iniciar con lo que tienes ya; incluso es mejor arrancar y empezar a testear lo que quieres emprender al menor costo-tiempo, dinero y esfuerzo posible, en virtud de realmente saber si lo que estás emprendiendo es de utilidad y genera valor para tu cliente. Entre más pronto inicies más asertivo será tu plan de negocios y más rápido aprenderás de las caídas, si las tuvieras.

1 vista0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon