Buscar
  • Víctor Rosales

Paciencia: La gran virtud de los emprendedores exitosos


¿Cuántas veces hemos conversado con amigos o familiares sobre un proyecto de negocios en el que ellos pueden ser socios pero, al no existir avances “claros”, lo dejamos perder y solo queda como una anécdota más? Muchas, muchas veces.

Casi siempre sucede esto porque no tenemos recursos económicos para ponerlo en marcha de inmediato o porque al estar ocupados en nuestro trabajo habitual unos y otros las ideas se van diluyendo hasta convertirse en nada.

En otras palabras, no hay paciencia para darle seguimiento y dejar que el proyecto madure si en realidad creemos que tiene un gran potencial y nos apasiona. Pero les quiero contar un caso que alguna vez leí en un paper de Wharton School. Su titulo era algo como “La paciencia es una ventaja para las empresas”.

El texto comentaba sobre el caso de éxito de la empresa Cargill a finales de los 90, la firma de alimentos, productos agrícolas, financieros e industriales, con casi 160,000 empleados en más de 70 países. Dos cosas tenía esta empresa que explicaban en parte su éxito: era una firma familiar donde los miembros tomaban decisiones en consenso y, al ser de esta forma, tuvieron la gran virtud de ser pacientes y esperar, por ejemplo en la India, 7 años para lograr tener éxito después de pérdidas constantes.

En aquel entonces su vicepresidente ejecutivo, Ernest Micek, comento en entrevista a The Wall Street Journal: “Hacer negocios al estilo Cargill implica tener paciencia”.

Esto deja una gran lección para los emprendedores que quieren hacer dinero rápido, sin una perspectiva de maduración del negocio y, peor aún, sin un propósito de vida que le dé sustento al negocio más allá de obtener un ingreso económico: “Sin no tienes paciencia difícilmente llegaras a la meta deseada, difícilmente llegaras a ser resiliente y recuperarte de los fracasos y adversidades”.

La ventaja que tiene un emprendedor es que es él (y posiblemente sus socios), quienes pueden ir teniendo un control más adecuado del proyecto y tener paciencia; lo mismo pasa con las empresas familiares, como  fue el caso de Cargill, para quien no tener un consejo de negocios en ese momento (aunque los libros de teoría de administración de empresas suelen decir lo contrario) le permitió saber esperar con pérdidas con todo lo que ello implicó, hasta obtener el éxito que hoy tiene.

Paciencia, o el arte de tener calma y tranquilidad para esperar, como define esta palabra cualquier diccionario, puede ser un gran aliado para llegar a los objetivos deseados, teniendo claridad de que no importando que se va lento se va avanzando. En épocas de turbulencias y un mundo tan acelerado, la paciencia puede convertirse en una virtud para triunfar.

9 vistas0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon