Buscar
  • Víctor Rosales

Un propósito de vida para 2020


Cuando le pregunto a las personas cuál es su mayor deseo para el año nuevo, muchas veces refieren que emprender, realizar un proyecto que tienen en mente o simplemente tener más dinero. Suelo pensar que lograr este tipo de metas son importantes y pueden hacer a una persona feliz, pero considero que al ser objetivos de corto plazo, después de lograrlos, esa felicidad se puede difuminar rápidamente.


Por ello insisto en la relevancia de tener un propósito de vida que nos haga feliz todo el tiempo, completos, bien con nuestro entrono, siempre. Y cuando comento esto me suelen decir: ¿y cómo encuentro mi propósito de vida? Y les contesto: el propósito de vida no se encuentra, se construye.


Lo que requieres para generarlo es una o varias pasiones, algo que te mueva a la acción diaria, que te haga feliz realizarlo y, aquí viene un condimento que lo hace muy diferente a realizar, por ejemplo, un negocio o generar más dinero, impactar en un mundo mejor que te haga más humano, que te lleve a trascender, y trascender significa ir más allá de un buen momento, por ello con construir un propósito de vida implica ver más allá del corto y mediano plazos.


Traigo este tema a propósito de que estamos en las puertas de un nuevo año, uno que parece tendrá muchos retos, solo hay que ver lo que sucede a nuestro alrededor; pero al mismo tiempo esa compleja realidad nos da la oportunidad de poder ser mejores, dar la mano a los demás con lo que nos hace feliz, ir más allá de la rentabilidad de la empresa para generar cambios positivos en las personas que colaboran con nosotros, incluso ir más allá de las paredes de la compañía con nuestras acciones para mejorar otras realidades, algunas que antes nunca imaginamos.


Algunos especialistas en el tema recomiendan como un primer paso identificar qué es lo que no nos gusta, para después concentrarnos en los que sí nos gusta, nos llena, nos hace feliz, y a partir de ahí comenzar a cimentar las bases de nuestro propósito de vida. Recuerda que, dado que es algo que te hace feliz, no necesariamente requiere de verse como una carga pesada con la que tengas que cargar día a día, por el contrario, te debe liberar en tanto complementa tu vida.


Tu propósito de vida no debe confundirse con sentir placer, porque éste es una sensación de corto plazo, casi momentánea; el propósito de vida da dirección a nuestras vidas, casi siempre implica un cambio radical hacia donde dice “se mejor cada día”, y no tiene punto de retorno, pues todos los días se ejerce con felicidad.


Dado que hay cambios de por medio, y casi siempre todo cambio en nuestra vida genera incertidumbre, entiendo que decidir sobre cuál es tu propósito de vida te puede llevar más tiempo del que esperabas, pero a poco más de un mes de concluir este año me parece que puede ser más que suficiente mirarte en el espejo y ver si ese que ves es el que quieres ver los siguientes años o alguien mejor, más feliz. Cuando lo decidas, nunca volverás a ser el mismo. Deseo tengas un buen propósito de vida al empezar el año 2020.

23 vistas0 comentarios
Suscríbete
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2019 by Symetrique Agency.

  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon